El regreso de la ilusión

En un mundo tan concreto como el que vivimos hoy, en que todo se mide en pesos, no es extraño que exista ansiedad de una ilusión. Eso puede explicar el entusiasmo colectivo y hasta la ternura, con que los santiaguinos observaban a la pequeña gigante y su tío.
Historias simples como ésta, interpretadas por muñecos de gran tamaño que hasta respiran, son capaces de mover multitudes pese al calor sofocante del cemento de la ciudad.La necesidad de sentir emociones más finas y no tan violentas que las que vemos, a diario, en la televisión o el cine, nos llevan a

(Leer más)

Y ahora ¿qué?

Las elecciones ya pasaron.
Los  resultados inquietan a los perdedores y alegran a los ganadores. Pensando en el futuro, muchos se preocupan por trabajos que peligran, mientras otros se ilusionan porque pueden tenerlos. Así son los cambios. Todos los ven de distinta forma según cómo les afecte, personalmente o en sus creencias.
Más allá del grupo al cual pertenezca, hay realidades que respetar o disfrutar, desempeñando el rol que le corresponde, según su pensamiento. Pero no todo lo define la elección política, no todo es culpa o mérito de un gobierno. Aunque esto es más fácil que asumir las propias

(Leer más)

Vacaciones reparadoras en un año de crisis

Con espanto observé hoy en los noticiarios de televisión las imágenes de veraneos playeros en los balnearios del centro del país.

Largas filas de automóviles esperando su turno para avanzar unos pocos metros y luego, detenerse nuevamente en el atochamiento normal de este momento "feliz". Mucha, demasiada gente sobre una arena que se hacía pequeña para contener a tantos bañistas ansiosos de tomar sol, pese a la alta radiación existente. No había espacio para estirar los brazos ni las piernas, como se hacía antaño.

Vacaciones felices, placenteras ¿dónde se encuentran? Tal vez huyeron asustadas a refugiarse bajo los árboles más

(Leer más)

Igualdad de derechos y roles

Los roles que nos asigna la sociedad tienen tan poco que ver con nuestros propios intereses o habilidades que conviene revelarse contra ellos y preguntarse hasta cuando seguiremos haciendo caso a lo que nos dicen debemos hacer, en vez de distribuirnos las tareas de acuerdo a las preferencias de cada uno.

Conozco hombres que gozan planchando y mujeres que no querrian hacerlo nunca.Mujeres incapaces de hacer bien el aseo y hombres que disfrutan con ello.Padres muy buenos para criar a sus hijos y madres excelentes proveedoras.

Afortunadamente, en el mundo los roles estan cambiando y ahora se comparten los quehaceres

(Leer más)

Palabras y dardos

Me hiere mucho lo que me dice, auque no lo reconozca. Sus palabras transforman mi dia en amargura. Y no logro evitarlo.

No sea usted ese dardo que con frases venenosas o demasiado francas amargue la vida de otros. El efecto contrario es mejor porque genera alegria y buenas acciones.

Diga todos los dias algo bueno a alguien. Contribuya a un mundo mas feliz.

Los demás no son usted

Dicen que para que nos vaya bien en la vida necesitamos estar en el lugar oportuno, en el momento preciso. Esta antigua frase es muy sabia Pero no siempre sucede así, ni tampoco depende de nosotros que esto suceda.

Algunos seguimos al pie de la letra las recomendaciones de la sociedad: estudiar, trabajar, poner interés y empeño en lo que se hace. De pronto miramos hacia el lado y nos comparamos con otros que no estudiaron ni trabajaron y viven mejor. También, en algunos casos, les va bien a los que "hicieron las cosas mal".

Probablemente, no estuvimos en el

(Leer más)

Solucione sus problemas

A menudo nos quejamos de los problemas que tenemos como adultos mayores, pero sólo se los contamos a quien está a nuestro lado y tiene la paciencia de escucharnos.

Si realmente queremos encontrar una solución para estos, lo primero es aceptar que existen.

Invito a los blogueros a decir cuáles creen que son los tres principales problemas que afectan a los adultos mayores en Chile. Ese será el comienzo de la búsqueda de una verdadera solución.

La verdad y la paz del alma

La necesidad de conocer la verdad, por fea que sea, es frecuente en el ser humano. A veces es la única forma de volver a partir y de vivir en paz.

Mientras no se conoce lo ocurrido, surgen todo tipo de explicaciones y elucubraciones, que producen dolor y muchas de ellas son peores que la realidad.

Saber lo que ha ocurrido es indispensable para no suponer y para no sufrir. Eso explica la incesante y eterna búsqueda de los familiares desaparecidos, de los posibles amantes, a veces inexistentes, y de todas las razones que pueden esconderse tras los misterios de la conducta humana.

(Leer más)

Los sentimientos de los otros

Comprender lo que otros sienten o como sufren es dificil o tal vez imposible. No nos gusta estar con quienes se siente mal. Huimos de la tristeza.

He sido "oreja" de muchos y he aprendido que lo unico posible, en algunos casos, es escuchar, interesarse por el otro, por sus problemas. Muchas veces imposibles de solucionar. Por eso valoramos a alguien que abra sus brazos y nos acoja tratando de entender lo inentendible, porque es ajeno y no tenemos la capacidad de sentirlo con la misma intensidad.

Como se echan de menos a ratos los brazos que acogen, sin juzgar,

(Leer más)

El poder de la palabra por email

Se empieza por un inocente email, se continúa con la conversación sobre temas personales y, poco a poco, la palabra es necesaria, indispensable.

Aumenta la frecuencia de los mensajes, de los emails, de la conversación inocente y, lentamente, aparecen las frases que insinúan otros sentimientos. Y así, comienzan los grandes lazos, los profundos amores. Sin que nos demos siquiera cuenta.

Es bueno saberlo. Tener conciencia al comienzo de lo que puede pasarnos, del poder de la inocente palabra escrita. De esta forma, podremos frenar las cosas antes de que sea demasiado tarde, cuando eso nos va a producir problemas en

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar